Danial Ortega con Dmitry Medvedev
"La decisión tomada por Nicaragua es un acto dirigido a afirmar la primacía de los principios básicos del Derecho Internacional y a contribuir a la formación de un mundo multipolar y justo."

(El presidente de Rusia, Dmitri Medvédev, despues del reconocimiento de la independencia de Abjasia por parte del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega.)

Solidaridad con Abjasia y con el pueblo de Osetia del Sur

Grupo de Amistad Parlamentaria Venezuela-Abjasia

русский

Únase a nuestra lista de correo

Email:

Viacheslav Chirikba: Abjasia nunca renunciará a su independencia

Entrevista al Ministro de Relaciones Exteriores de la República de Abjasia.

-Viacheslav Andreyevich, en uno de sus comentarios, Usted mencionó que no quiere dañar las discusiones de Ginebra debido a la intransigencia, pero subrayó, que no podía seguir participando en los debates en el formato antiguo, en relación a eso se está discutiendo acerca de cambiar el formato a nivel de las delegaciones y suprimir dos grupos de trabajo Mientras tanto, en Georgia consideran que "Si quieres destruir el formato, entonces se está hablando sobre cómo cambiar el formato". ¿Estarán Abjasia, Osetia del sur y Rusia en el camino a la destrucción del formato? ¿Cómo ve Usted el futuro de las conversaciones de Ginebra?

-En este momento todos los miembros de las negociadores en Ginebra están presentes en calidad de expertos individuales, aunque en realidad ahí están participando delegaciones parte de Abjasia, Osetia del sur, Georgia, Rusia y Estados Unidos, además de representantes de la UE, la ONU y la OSCE. Este formato se le impuso a los participantes en el año 2008 debido a la categórica negativa de la delegación de Georgia a participar en las negociaciones en condiciones de igualdad con los representantes de Abjasia y Osetia del sur. En ese entonces llegamos a un compromiso. Tal vez ese fue nuestro error. Pero en ese momento nadie pensaba que las negociaciones se alargarían tanto. Sin embargo, durante más de cuatro años, nos estamos simplemente estancados en el sitio debido a la persistente negativa de Georgia a firmar un acuerdo con Abjasia y Osetia del Sur al no uso de la fuerza. Además, bajo el formato actual, donde todos los participantes son considerados como "expertos" individuales no puede concretar la firma de un acuerdo jurídicamente vinculante sobre el no uso de la fuerza o cualquier otro tipo de documento. Es por ello que hemos propuesto elevar el nivel de las negociaciones de nivel expertos al nivel de las delegaciones, con el fin de tener la legitimidad para la firma de los acuerdos correspondientes en Ginebra. Me gustaría subrayar, que sin el acuerdo puesto en papel entre las partes con la obligación de la no utilización de la fuerza, firmado por sus representantes y de los garantes de este acuerdo (garantes pueden ser Rusia, Estados Unidos, la ONU, la OSCE y la UE) sería difícil llegar a una plena normalización de las relaciones entre nuestros países. Sin embargo, parece que Georgia no está todavía lista para firmar un acuerdo de este tipo. Por lo menos, así era la situación en el gobierno anterior. Entendemos el período de transición que está pasando Georgia, que se originó después de las elecciones y estamos dispuestos a esperar, cuando finalmente se establezcan los nuevos enfoques de administración en las negociaciones de Ginebra. Si se proponen nuevos elementos constructivos, estamos listos para examinarlos. Pero si vamos a seguir escuchando un rotundo no a todas nuestras propuestas por parte del representante del nuevo gobierno, no vemos el punto de continuar con estas negociaciones.
-Últimamente, se ha convertido en un tema muy discutido la restauración del ferrocarril a través de Abjasia. ¿Este tema discuten los expertos y jefes de estado? -por ejemplo, el Presidente de Armenia, dijo que se están llevando negociaciones sobre el tema. ¿Qué sucede en realidad? ¿Esta Abjasia analizando la posibilidad de restaurar la comunicacion?
-Que yo sepa, no hay conversaciones sobre este tema en Abjasia. No te voy a revelar ningún secreto cuando te diga que no es de particular interés de Abjasia reinaugurar el transito ferroviario a través del territorio de nuestro país. Y sin embargo, si hay alguna propuesta concreta e interesante para nosotros, estamos dispuestos a hablar de ellas, como ha dicho nuestro Presidente.

-No es ningún secreto que sus predecesores, los representantes de los gobierno de Sergei Bagapsh, tenían contacto con la parte georgiana. Me gustaría saber, tiene Usted algún contacto con los representantes oficiales de Tbilisi, así sea a “nivel personal".
-Aparte de Ginebra, no tengo contacto con ningún representante de Georgia.

¿Que opina sobre la forma y el vector político de Bidzina Ivanishvili? ¿Se puede esperar algún "calentamiento" en las relaciones?
"Aún esperamos un cambio de Georgia en las relaciones con Abjasia, aunque la vida ha demostrado cada vez que estas esperanzas han resultado ilusorias. Esperemos que esta vez sea diferente. Tenemos que entender que la sangrienta guerra del 1992-1993 y el subsecuente bloqueo, dividieron fundamentalmente a nuestros pueblos y que ahora es muy difícil restaurar las relaciones normales de vecindad que había antes entre nosotros esto tomará tiempo y esfuerzos de los políticos de los dos países. Georgia debe finalmente llevar a cabo una evaluación realista de las secuelas de la guerra de Georgia-Abjasia y especialmente después de agosto de 2008 en adelante, las realidades políticas en la región y sobre la base de una evaluación realista de su política con respecto a Abjasia. Sin todos los lados del realismo político y el pragmatismo en nuestras relaciones, nunca vamos a hacer algún progreso. Hasta ahora, sin embargo, incluso las señales de los representantes de la nueva administración de Georgia son bastante conflictivas. Por ejemplo, en la dura retórica del Ministerio de Georgia estamos viendo el mismo antiguo enfoque que ha traído nuestra relación a un punto muerto. Sin embargo, algunas señales más positivas son procedentes de Zakareshvili y Alasania, pero por ahora es sólo retórica. Las declaraciones de los nuevos dirigentes son alarmantes, si de verdad creen que mejorando las Relaciones con Rusia van a regresar Abjasia y Osetia del Sur al territorio de Georgia, entonces es una confusión peligrosa. En nuestra determinación y capacidad para proteger nuestros intereses nacionales, creo que todo el mundo ya está convencido. Aquí no existen las decisiones simples. El reconocimiento de la independencia de Abjasia por parte de Georgia, es la única forma de asentamiento radical e integral en nuestras relaciones. Otra manera simplemente no existe.

-Naturalmente la sociedad georgiana monitorea el reconocimiento de Abjasia en la escena internacional. ¿Podemos esperar que en un futuro próximo, el reconocimiento por parte nuevos Estados?
-Tenemos razones para creer que, a pesar de los considerables esfuerzos de Georgia y sus aliados, Estados Unidos y la Unión Europea de impedir el reconocimiento de Abjasia por parte del resto del mundo, el proceso de reconocimiento continuará.
-Después de mucho tiempo, Rusia y Georgia se sentaron a la mesa de negociaciones. Tenemos información de que en alguna medida esto asusta a la sociedad de Abjasia, y hay algunos que temen que un día, debido a sus intereses estratégicos comunes con Georgia, Rusia podría tomar y "entregar" de Abjasia. ¿Cuál es su posición en relación a estas preocupaciones?
-No hay ninguna alarma en especial en la sociedad de Abjasia sobre el mejoramiento de las relaciones entre Rusia y Georgia. Sólo alguien muy ingenuo puede suponer que Rusia, en aras de las circunstancias momentáneas, decidiría abandonar las fuertes relaciones aliadas con Abjasia y Osetia del sur. Estoy convencido de que esto no sucedería.

-Viacheslav Andreyevich, me gustaría saber si ha visitado Georgia, ¿tiene amigos aquí? ¿Hay algo que quiera desearle al pueblo georgiano y el nuevo gobierno?
-Hace mucho tiempo estuve en Tbilisi, en la década de 1970. En los años ochenta era amigo del oriental Irakli Machavariani, quien, al igual que yo, no pudo escapar de la tentación de la política como empleo. Tenía una buena relación con Paata Zakareshvili, y con varios otros politólogos georgianos, algunos de los cuales, como Zakareshvili, se han convertido en políticos. Estoy convencido de que debemos buscar maneras de restablecer las relaciones entre nuestros pueblos. Pero esta es una tarea nada fácil. Hay demasiados factores negativos asociado con Abjasia y Georgia: la guerra en la que murió el color de la nación de Abjasia y los continuos esfuerzos por parte de Georgia de aislar internacionalmente a Abjasia y mucho más.

Hay que entender dos cosas. Lo primero, nunca renunciaremos a la independencia - y este axioma debe ser conocido por todos los políticos de Georgia. Y lo segundo, es que en los últimos veinte años los cambios en las relaciones entre Abjasia y Georgia son irreversibles, es imposible volver a la situación antes del conflicto bélico. Basado en estos dos supuestos Georgia debe construir su política tomando en cuenta a Abjasia, si realmente quiere cambiar nuestras relaciones para mejor. Georgia reconoció a Abjasia de facto al aceptar las negociaciones con nosotros en Ginebra. Ahora habrá que hacer un poso psicológicamente difícil y reconocer nuestro país de iure. Sólo entonces habrá un gran avance en nuestras relaciones. Aunque, por supuesto, seguirán habiendo otras preguntas difíciles, tales como la cuestión de la indemnización por los daños de guerra. Y sin embargo, es el único camino que conducirá a una duradera paz entre nuestros países y pueblos.
La alternativa, es la eterna pelea y enormes pérdidas en el desarrollo económico de nuestros países, como consecuencia de las oportunidades perdidas – me refiero, en particular, a la participación en importantes proyectos económicos regionales. Esto ni para Georgia ni para Abjasia es absolutamente improductivo. Así que la elección de cualquiera de las dos alternativas, una paz duradera o eterna hostilidad, ahora está en manos de Georgia.

GHN, entrevistado por Ekaterina Momcelidze