Danial Ortega con Dmitry Medvedev
"La decisión tomada por Nicaragua es un acto dirigido a afirmar la primacía de los principios básicos del Derecho Internacional y a contribuir a la formación de un mundo multipolar y justo."

(El presidente de Rusia, Dmitri Medvédev, despues del reconocimiento de la independencia de Abjasia por parte del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega.)

Solidaridad con Abjasia y con el pueblo de Osetia del Sur

Grupo de Amistad Parlamentaria Venezuela-Abjasia

русский

Únase a nuestra lista de correo

Email:

Venezuela es prioridad diplomática para Abjasia

23/02/2011 -- América Latina puede parecer una prioridad diplomática poco probable para Abjasia, miles de kilómetros de distancia del pequeño país ubicado a las costas del Mar Negro. Pero el Ministerio de Relaciones Exteriores de Abjasia, cuyos funcionarios han viajado varios veces a la región, dice que América Latina es clave para los esfuerzos del territorio para construir lazos diplomáticos y comerciales en todo el mundo. Y para Abjasia, la puerta de entrada a América Latina pasa por el Ministerio de Relaciones Exteriores en Caracas.

La independencia de Abjasia de Georgia fue reconocida por Rusia en 2008 y por Venezuela en 2009. Ahora Abjasia tiene una embajada en Caracas, a más de 10.000 kilómetros de distancia de la capital abjasa, Sujum.

El eficaz desempeño de las relaciones internacionales de Abjasia se ha convertido en una guerra diplomática entre Rusia, que promueve su reconocimiento, y los Estados Unidos, que se opone. El presidente venezolano, Hugo Chávez ha fortalecido los lazos con Rusia como parte de su objetivo de reducir la influencia de EE.UU. en su país y en el mundo, y como parte de la linea de un buen aliado otorgó formalmente la protección y el reconocimiento a Abjasia en 2009. Los diplomáticos nombrados por Abjasia abrieron su embajada en Caracas en julio pasado, y el presidente de Abjasia, Sergei Bagapsh, visitó poco después.

El embajador de Abjasia en Caracas, Zaur Gvadzhava, presentó sus cartas credenciales en diciembre del 2010. Anterior a la formalizar las relaciones, él y otro compañero en los labores diplomáticos, ya habían estado trabajando sin estatus formalizado durante los dos años anteriores bajo la estructura de Misión Permanente para interactuar con el gobierno venezolano y así abrir el camino para el reconocimiento oficial. Ahora trabajan un total de cinco personas para la ya oficializada Embajada, incluyendo el personal local.

Asegurando que el reconocimiento no es único objetivo diplomático de Abjasia, un alto funcionario de la Cancilleria de Abjasia se expresó así: "Hay países que son reconocidos, pero en realidad no cumplen con lo necesario para ser países, como por ejemplo Afganistán o Somalia. Así que para nosotros, es más importante mejorar la calidad de vida en Abjasia", dijo.

"No sólo estamos utilizando el reconocimiento por parte de Venezuela en aras del mayor reconocimiento internacional. Estamos también interesados ​​en relaciones comerciales reales", agregó.

Reconoció que Abjazia tiene poco que exportar, pero sugirió que el vino sería el producto más probabilidades de vender en el exterior.

Pero en lugar de las exportaciones, Abjasia puede ofrecer un punto de entrada conveniente en el lucrativo mercado ruso, dijo. Abjasia tiene un puerto relativamente subutilizado en Sujum y un acuerdo aduanero favorable con Rusia, que hace que sea más barato para muchos países terceros el envío de mercancías a Rusia a través de Abjasia que a Rusia directamente. "Re-exportación es uno de los pilares de nuestra economía y algo que estamos desarrollando aún más", dijo el funcionario, agregando que países de América Latina "puede utilizar Abjasia como su centro" para el comercio con el sur de Rusia, Ucrania y Bielorrusia.

Elsa Cardozo, analista político de oposición en Caracas, se refirió a las relaciones de Venezuela con Abjasia: "Esta es una manera de mostrar solidaridad con Rusia", dijo.

Al preguntarle por qué estaba en el interés de Venezuela de reconocer Abjasia, Carlos Escarrá, abogado y político venezolano, dijo que era una cuestión de principios.

"Es una política de soberanía", dijo. "Es la misma razón reconocer que las Islas Malvinas pertenecen a Argentina, y que creemos que los EE.UU. se llevó el 50 por ciento del territorio mexicano. Es por la misma razón que creemos que Puerto Rico debe ser un Estado soberano y libre, y que creemos que el bloqueo a Cuba es genocida. Es una cuestión de soberanía", subrayó Escarrá.

Las aspiraciones de reconocimiento de Abjasia son más altos en América Latina que en otras partes, precisamente porque muchos estados de la región mantienen su distancia diplomática de los Estados Unidos, país que se opone al Abjasia.

"Entendemos que el tema de nuestro Estado está muy reflejado en una abierta actitud anti-rusa en el mundo. Abjasia se considera un muy buen amigo de Rusia, y vice versa. Si se orientan más hacia los Estados Unidos, las actitudes serían diferentes ", dice un diplomático de Abjasia.

Agregó: "Algunos presidentes nos han dicho abiertamente - no podemos reconocer porque hemos recibido un mensaje de la embajada de los EE.UU." presionandoles a no ayudar Abjasia. "Así que estamos buscando lazos con los países más valientes, con los que están menos conectados con esta forma de hacer política internacional."

Georgia también está haciendo lo suyo para establecer relaciones diplomáticas con países de todo el mundo, antes que Abjasia. En 2010, Tbilisi logró establecer relaciones con 24 países adicionales, incluyendo a Somalia, las Islas Marshall y con Guinea Ecuatorial.