Danial Ortega con Dmitry Medvedev
"La decisión tomada por Nicaragua es un acto dirigido a afirmar la primacía de los principios básicos del Derecho Internacional y a contribuir a la formación de un mundo multipolar y justo."

(El presidente de Rusia, Dmitri Medvédev, despues del reconocimiento de la independencia de Abjasia por parte del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega.)

Solidaridad con Abjasia y con el pueblo de Osetia del Sur

Grupo de Amistad Parlamentaria Venezuela-Abjasia

русский

Únase a nuestra lista de correo

Email:

Relaciones permanecen turbias entre Abjasia y Georgia

  • : preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in /home/vehost2/abjasia.org.ve/includes/unicode.inc on line 345.
  • : preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in /home/vehost2/abjasia.org.ve/includes/unicode.inc on line 345.

09/06/2011 -- La parte georgiana trató de cargar a Rusia los contratiempos del Gobierno de Georgia en asuntos internos sobre “intrigas” y acusó infundadamente a servicios secretos rusos de la organización de actos terroristas en territorio georgiano.

Pero los sucesos de los últimos meses, la intervención de un grupo de operaciones especiales georgianos en Abjasia, la muerte de un guardafronteras ruso en abril pasado así como unos tantos incidentes en Osetia del Sur, evidencian quién en realidad viene socavando la estabilidad que se ha vislumbrado en Transcaucasia.

Estas acciones acompañan harmónicamente la antirusa campaña de "espiamanía" lanzada en Georgia y los intentos de encontrar alguna pista rusa en las acciones de la oposición dentro de Georgia.

Por tanto, durante una ronda regular de las discusiones de Ginebra, la delegación rusa hizo hincapié en la necesidad de un control más minucioso por parte de los observadores de la Unión Europea en torno a las acciones de los militares y agentes secretos georgianos en las zonas fronterizas con Abjasia y Osetia del Sur.

En lo que se refiere a pasos prácticos hacia medidas de confianza, transparencia e intercambio de información, Rusia sigue en su postura a favor de la suscripción —entre Tsjinval y Tbilisi, así como entre Sujum y Tbilisi— de acuerdos jurídicamente vinculantes para comprometerse a no usar fuerza o amenazar con fuerza. Por eso es demasiado temprano hablar de cualquier progreso en este asunto. La firme falta de voluntad de Tbilisi para ver Abjasia y Osetia del Sur como partes iguales en negociaciones frena el complejo entero de problemas relacionados con el regreso de personas desplazadas y refugiadas.

Georgia presentó un anteproyecto de la resolución “Sobre personas desplazadas y refugiados de Abjasia y Osetia del Sur” a estudio de la Asamblea General de la ONU. El miércoles, el enviado especial del presidente de Abjasia para las discusiones sobre la seguridad en Transcaucasia dijo que las delegaciones de Abjasia y Osetia del Sur en las discusiones en Ginebra no aceptan el anteproyecto de resolución georgiano. Según él, la parte rusa estudió atentamente el documento y no encontró en este diferencias sustanciales al anteproyecto presentado por Georgia hace un año. Se repite insistentemente cada año la misma maniobra a fin de atraer la atención de la comunidad internacional. Sin embargo, a juzgar por los resultados de la votación del año pasado en la cual la mayoría de los miembros de la ONU no acudieron a votar o se abstuvieron, estas maniobras de la parte georgiana salen cada vez peor. Ya no caben dudas acerca del carácter contraproducente de esta intención política de Tbilisi.

La diplomacia rusa está segura de que una conversación seria en Nueva York es posible solo si se invitan a representantes de Sujum y Tsjinval, que ya están listos para ello.

Sin que participen Abjasia y Osetia del Sur, las discusiones en la Asamblea General de la ONU serán capaces de convertirse en una farsa política. Moscú espera que los Estados-miembros de la ONU se abstengan de aprobar esta tan claramente politizada iniciativa de Tbilisi. (Fuente)