Danial Ortega con Dmitry Medvedev
"La decisión tomada por Nicaragua es un acto dirigido a afirmar la primacía de los principios básicos del Derecho Internacional y a contribuir a la formación de un mundo multipolar y justo."

(El presidente de Rusia, Dmitri Medvédev, despues del reconocimiento de la independencia de Abjasia por parte del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega.)

Solidaridad con Abjasia y con el pueblo de Osetia del Sur

Grupo de Amistad Parlamentaria Venezuela-Abjasia

русский

Únase a nuestra lista de correo

Email:

Reconocimiento de Abjasia: Una cuestión de tiempo

La República de Abjasia ya tiene representación en Venezuela. La nota correspondiente fue entregada a los funcionarios responsables del Ministerio de Relaciones Exteriores de los países de América Latina.

Hasta ahora, en esta región del mundo la República de Abjasia es reconocido sólo por Nicaragua.
Sobre las perspectivas de un avance diplomático en el Hemisferio Occidental por parte de Sujum, el primer representante de la República de Abjasia en América Latina, Zaur Gvadzhava, habló con el corresponsal de «Tribuna».
Zaur Gvadjava
– Después de largas consultas y reuniones con representantes del Ministerio de Relaciones Exteriores de Venezuela, que supervisa las relaciones gubernamentales con los países del continente europeo, a finales de marzo hemos entregado una nota oficial de mi Gobierno con la petición para que el Ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela a cargo del Canciller Nicolás Maduro Moros considera la posibilidad de reconocer la independencia de la República de Abjasia. La nota está acompañada por la Copia de Estilo del Gobierno abjaso autorizando a mi persona para representar a Abjasia en Venezuela y negociar sobre cualquier asunto dentro del ámbito de la representante oficial de Sujum en Caracas.

– Nicaragua era el primero de los países de América Latina en reconocer la independencia de Abjasia. Cómo puedes desarrollar sus relaciones con este país?

– Creo que puede haber representantes oficiales de Abjasia, mediante las relaciones diplomaticas formales con Managua. Recientemente, nuestra pequeña república envió sus emisarios a varios países y regiones europeos - Bulgaria, los Balcanes, el Reino Unido, Alemania, Grecia, Italia y otros. Y tambien hemos abierto oficinas en Siria y en Turquía.

Otra área de cooperación es la apertura de misiones de Abjasia en varias regiones de Rusia: Tenemos nuestra embajada en Moscú y además tenemos cinco oficinas de representación en Bashkortostán, Adigueya, Kabardino-Balkaria, Tatarstan, Karacháevo-Cherkesia, donde ya hemos firmado acuerdos de cooperación. Tambien hay dos oficinas consulares en los territorios de Krasnodar y de Rostov. Y no podemos olvidar nuestros aliados y leales amigos de la República de Pridnestrovie, ya que en Tiraspol también existe una embajada de la República de Abjasia. En América Latina yo por los momentos soy el primer representante diplomatico de la República de Abjasia, con la apertura de la Misión Permanente de la República de Abjasia en la República Bolivariana de Venezuela.

– ¿Qué país seria luego el siguiente?

– Al parecer, el siguiente país al que nuestro país podría solicitar el reconocimiento de la independencia, puede ser Cuba. Pero, por supuesto, mucho depende de las posiciones adoptadas por Venezuela. Si la decisión de esta cuestión tiene algún movimiento, no se excluye una visita a Venezuela del Viceministro de Relaciones Exteriores de Abjasia, Maxim Gunjia, o el propio Canciller, el Ministro de nuestro Ministerio de Relaciones Exteriores, Sergei Shamba.

– ¿Qué pasa con la demora del reconocimiento de Abjasia por parte de los países del CIS?

– Recientemente celebramos una reunión en Caracas con el Embajador de Belarús donde intercambiamos opiniones sobre las conversaciones mantenidas entre el Presidente de Belarús, Alexander Lukashenko y Sergei Bagapsh, el Presidente de Abjasia. Como es sabido, el jefe del Estado bielorruso dice, literalmente, que: «Este país (Abjasia) necesita nuestra ayuda». De sus palabras sacamos la conclusión de que la cuestión del reconocimiento de la independencia de nuestro país es apenas una cuestión de tiempo. (Fuente)