Danial Ortega con Dmitry Medvedev
"La decisión tomada por Nicaragua es un acto dirigido a afirmar la primacía de los principios básicos del Derecho Internacional y a contribuir a la formación de un mundo multipolar y justo."

(El presidente de Rusia, Dmitri Medvédev, despues del reconocimiento de la independencia de Abjasia por parte del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega.)

Solidaridad con Abjasia y con el pueblo de Osetia del Sur

Grupo de Amistad Parlamentaria Venezuela-Abjasia

русский

Únase a nuestra lista de correo

Email:

Prohibido cantar en ruso: Georgia lanza una ofensiva 'musical' contra Abjasia y Rusia

  • : preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in /home/vehost2/abjasia.org.ve/includes/unicode.inc on line 345.
  • : preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in /home/vehost2/abjasia.org.ve/includes/unicode.inc on line 345.

Los establecimientos georgianos deben eliminar de su repertorio las canciones en ruso, de lo contrario serían multados, según sus propietarios. Incluso algún grupo y orquesta ha cambiado su nombre porque los anteriores mantenían relación con Rusia. Es la enésima secuela de la guerra ruso-georgiana de 2008 por la independencia y libertad de Abjasia y Osetia del Sur.

Una prohibición a la interpretación de canciones rusas en los restaurantes de Georgia ha puesto a sus dueños ante la amenaza de elevadas multas en caso de desacato y de ver perjudicado su negocio. La ofensiva en el frente musical, atribuida a las autoridades georgianas, es otra de las secuelas de la guerra ruso-georgiana de agosto de 2008, tras cual Rusia reconoció las independencia de las nuevas repúblicas de Osetia del Sur y Abjasia.

"Estaba con unos amigos en un restaurante de Rustavi (a unos 30 kilómetros al este de Tiflis) y me pidieron que cantara una canción rusa. Cuando le pedí a los músicos que me acompañaran, me dijeron que no podían, pues les multarían con 500 laris (300 dólares)", dice el popular cantante georgiano, Temur Rtsjiladze.

Propietarios de restaurantes de Tiflis y otras ciudades se quejan de que han sido citados a Hacienda donde les "aconsejaron" eliminar del repertorio de sus orquestas las canciones en ruso y les advirtieron que en caso de desatender la recomendación sus establecimientos serían sometidos a inspecciones y multas.

"Ahora nos negamos a cantar en ruso, aunque los pedidos son muchos", dijo al canal de televisión "Maestro" uno de los músicos de la orquesta del restaurante "Europa", que hasta la guerra de 2008 se llamaba "Moscú".

Así y todo, con los cambios que introdujo la guerra en la actividad de los restauradores, en Tiflis continúa abierto el restaurante "Matrioshka", de cocina rusa, que se encuentra en la plaza de los Héroes, muy cerca del obelisco en honor a los caídos hace tres años en la guerra con Rusia.

"No cantamos canciones en ruso", dice uno de los músicos de la pequeña orquesta del restaurante "Barco viejo" de Batumi, puerto a orillas del mar Negro, a unos 380 kilómetros al oeste de la capital. Explica que la gerencia del restaurante les prohibió cantar canciones en ruso después de que el establecimiento fuera visitado por representantes del Ayuntamiento.

"Todo esto causa molestia entre los visitantes", dijo el músico Gueorgui Atuasvili en declaraciones al canal 25, cadena de la autonomía de Adzharia, de la cual Batumi es la capital. La cantante de "Barco viejo" Madonna Usúpova, señaló, por su parte, que este tipo de prohibiciones "influyen negativamente en la imagen de una ciudad turística como Batumi".

Para 2011 se espera un incremento del flujo turístico del 50%. El periódico "Batumelebi" denunció que la policía fiscal prohibió las canciones rusas en todos los restaurantes de la ciudad balneario. "Probablemente, esta prohibición es la manifestación máxima de patriotismo de los representantes del Gobierno", apunta con sorna el influyente semanario "Kvela siajle".

La expresidenta del Parlamento y líder del movimiento opositor Georgia Unida, Ninó Burdzhanadze, se pronunció con dureza contra la prohibición no escrita de la canciones rusas.

"Traigamos al Parlamento libros en ruso y los quemamos. Así todo el mundo verá que estamos contra los rusos, pero todo el mundo también recordará el fascismo", advirtió la política opositora. En la vecina República de Abjasia es permitido bailar y cantar canciones en cual idioma sea. (Fuente)