Danial Ortega con Dmitry Medvedev
"La decisión tomada por Nicaragua es un acto dirigido a afirmar la primacía de los principios básicos del Derecho Internacional y a contribuir a la formación de un mundo multipolar y justo."

(El presidente de Rusia, Dmitri Medvédev, despues del reconocimiento de la independencia de Abjasia por parte del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega.)

Solidaridad con Abjasia y con el pueblo de Osetia del Sur

Grupo de Amistad Parlamentaria Venezuela-Abjasia

русский

Únase a nuestra lista de correo

Email:

Presidente de Abjasia teme nueva agresión de Georgia contra su país

  • : preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in /home/vehost2/abjasia.org.ve/includes/unicode.inc on line 345.
  • : preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in /home/vehost2/abjasia.org.ve/includes/unicode.inc on line 345.

El presidente de Abjasia, Serguei Bagapsh, afirma que el ritmo con el que Georgia arma su Ejército hace sospechar que está preparando un nuevo ataque contra sus antiguos territorios, Abjasia y Osetia del Sur.

"Tomando en consideración lo rápido que se está armando Georgia con la ayuda de Occidente, no descarto que estén preparando una nueva agresión", declaró Bagapsh en entrevista a RIA Novosti.

En su opinión, el presidente georgiano, Mijaíl Saakashvili es impredecible en sus acciones. Al referirse a la guerra de 2008, cuando Saakashvili ordenó el ataque contra Osetia del Sur, el líder abjasio indicó que su hólogo georgiano es "una persona que no se detendrá ahí".

La víspera, Valeri Yajnovets, nuevo ministro de Defensa de otro de los antiguos territorios georgianos, Osetia del Sur, informó en declaraciónes al diario Kommersant que recomendó a los cuerpos de seguridad surosetas "no relajarse" y "prepararse para repeler" una nueva agresión que él no descarta mientras en Georgia gobierne Saakashvili.

El Ejército georgiano atacó a Osetia del Sur en la noche del 7 al 8 de agosto de 2008 destruyendo parte de su capital, Tsjinvali. Rusia respondió con el envío de tropas para proteger a su contingente de paz emplazado en la zona y a los vecinos locales, muchos de los cuales tienen nacionalidad rusa.

Los militares georgianos se vieron obligados a retroceder tras cinco días de hostilidades. A finales de agosto de ese mismo año, Rusia reconoció la soberanía de Osetia del Sur y de Abjasia; más tarde lo hicieron también Nicaragua, Venezuela y la República de Nauru. (Fuente)