Danial Ortega con Dmitry Medvedev
"La decisión tomada por Nicaragua es un acto dirigido a afirmar la primacía de los principios básicos del Derecho Internacional y a contribuir a la formación de un mundo multipolar y justo."

(El presidente de Rusia, Dmitri Medvédev, despues del reconocimiento de la independencia de Abjasia por parte del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega.)

Solidaridad con Abjasia y con el pueblo de Osetia del Sur

Grupo de Amistad Parlamentaria Venezuela-Abjasia

русский

Únase a nuestra lista de correo

Email:

Obituario: Bagapsh, el arquitecto de la independencia de Abjasia

  • : preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in /home/vehost2/abjasia.org.ve/includes/unicode.inc on line 345.
  • : preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in /home/vehost2/abjasia.org.ve/includes/unicode.inc on line 345.

29/05/2011 -- "La independencia abjasa es irreversible", señaló a EFE el presidente abjaso Serguéi Bagapsh, quien murió hoy a los 62 años.

Serguéi Bagapsh logró hacer realidad la secesión de Abjasia, un pequeñó país de apenas un cuarto de millón de habitantes bañado por el mar Negro, cuya independencia fue reconocida por Moscú en agosto de 2008.

El lider abjaso, quien llegó al poder en 2005 tras ganar comicios presidenciales reconocidos como libres y democráticos, aprovechó la guerra ruso-georgiana de agosto de 2008 por el control de Osetia del Sur para expulsar definitivamente a las tropas georgianas de los altos del desfiladero de Kodori, única zona abjasa controlada por Georgia desde 1993.

Desde entonces, la independencia de la República de Abjasia también ha sido formalmente reconocida por países como Venezuela y Nicaragua, entre otros.

"De hecho, operamos como Estado independiente desde la caída de la URSS (1991), aunque haya sido en una situación de bloqueo y aislamiento por parte de Georgia", apuntó.

Al mismo tiempo, a diferencia del líder de Osetia del Sur, Eduard Kokoiti, Bagapsh descartó siempre una posible integración en Rusia.

"Abjasia no tiene planes de integrarse en la Federación Rusa y Moscú tampoco los tiene de aceptarnos en su seno", apuntó, aunque reconoció que su república necesitaría "entre 5 y 10 años para consolidarse como Estado independiente".

Bagapsh llamó a la comunidad internacional "a aceptar la realidad de la independencia de Abjasia y Osetia del Sur, y entablar un diálogo con las autoridades locales", al tiempo que se mostró convencido de que Occidente cambiaría "gradualmente su postura".

"No queremos vivir en un vacío jurídico internacional. Trabajaremos a nivel diplomático para obtener el reconocimiento de más países", dijo.

Para ello, delegaciones diplomáticas abjasas se han recorrido en los últimos tres años todos los continentes, en particular América Latina en busca de respaldo diplomático.

Según la prensa abjasa y rusa, un país latinoamericano, posiblemente Ecuador, podría reconocer próximamente la independencia de Abjasia y Osetia, mientras otros como Cuba o Bolivia la apoyan ya de facto.

No obstante, aún están lejos de los 75 países que han reconocido ya la independencia de la región de Kosovo de Serbia.

"Nos merecemos la independencia no menos que Kosovo. Somos países europeos que cumplen con los estándares democráticos reinantes en el continente", aseguró.

En relación a Georgia, Bagapsh abogó por la firma de un pacto de no agresión, en el que Tiflis se comprometiera jurídicamente a no usar fuerza militar contra sus vecinos como ocurriera en la guerra de Osetia.

Para curarse en salud, el líder abjaso suscribió diversos acuerdos con Rusia, entre ellos uno de cooperación y asistencia en caso de agresión exterior, y otro de asistencia en matéria de vigilancia fronteriza por parte del Servicio Federal de Seguridad. Además, tras establecer relaciones diplomáticas con Rusia en septiembre de 2008, Bagapsh abrió las puertas de par en par a los inversores rusos las puertas de su país.

Sus oponentes le acusaron de entregar el territorio a los intereses económicos rusos, con la firma de un acuerdo con Ferrocarriles de Rusia para el tendido una vía férrea, la cesión de terrenos para la construcción y apalabrado proyectos de trazado de carreteras, gasoductos y prospección de hidrocarburos en sus costas.

De hecho, la mayor petrolera rusa, la estatal Rosneft, inició ya los trabajos de prospección geológica para extraer petróleo y gas en la plataforma continental de Abjasia.

"Las relaciones con Rusia se profundizarán aún más con el paso de los años. Rusia es y será nuestro principal vecino y socio comercial, pero también queremos mantener intercambios con otros países", aseveró. (Fuente)