Danial Ortega con Dmitry Medvedev
"La decisión tomada por Nicaragua es un acto dirigido a afirmar la primacía de los principios básicos del Derecho Internacional y a contribuir a la formación de un mundo multipolar y justo."

(El presidente de Rusia, Dmitri Medvédev, despues del reconocimiento de la independencia de Abjasia por parte del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega.)

Solidaridad con Abjasia y con el pueblo de Osetia del Sur

Grupo de Amistad Parlamentaria Venezuela-Abjasia

русский

Únase a nuestra lista de correo

Email:

Medvedev pide a la comunidad internacional que se abstenga de suministrar armas a Georgia

  • : preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in /home/vehost2/abjasia.org.ve/includes/unicode.inc on line 345.
  • : preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in /home/vehost2/abjasia.org.ve/includes/unicode.inc on line 345.

MOSCÚ, 8 Ago. (EUROPA PRESS) - El presidente ruso, Dimitri Medvedev, pidió a la comunidad internacional que se abstenga de suministrar armas a Georgia, en un mensaje enviado hoy a su homólogo francés, Nicolas Sarkozy, en el que elogió la participación de éste en la resolución del conflicto de Osetia del Sur, cuando se cumple un año del mismo.

La madrugada entre el 7 y el 8 de agosto de 2008, las tropas georgianas lanzaron una ofensiva contra la región separatista de Osetia del Sur que fue contrarrestada por las tropas rusas. Así se inició una guerra de cinco días entre Georgia y Rusia.

"Durante esos días, la implicación de Francia como país que ostentaba la presidencia de la Unión Europea en nuestro intento de parar la agresión lanzada por Mijail Saakashvili (el presidente georgiano) fue efectiva", consideró Medvedev.

"De hecho, los acuerdos del 12 de agosto --el plan de alto el fuego auspiciado por Sarkozy-- y del 8 de septiembre --sobre medidas adicionales al citado plan-- siguen siendo el único 'Código de Conducta'" vigente en el Cáucaso, señala el mensaje, publicado en la página web del Kremlin, y en el que Medvedev afirma que "Rusia ha cumplido completamente con las obligaciones" derivadas de dichos acuerdos.

Medvedev alabó también el papel de la Unión Europea. "Nosotros valoramos la implementación por parte de la UE de los acuerdos alcanzados y en general estamos satisfechos con el trabajo de la misión de observación de la UE en Georgia", manifestó.

Por otro lado, lamentó que "no haya sido posible acordar los parámetros para prolongar el trabajo de las misiones de la OSCE (Organización para la Seguridad y la Cooperación Europea) y la ONU en la región". A este respecto, manifestó su confianza en la posibilidad de encontrar una fórmula adecuada para que las actividades de ambas misiones continúen. "Por supuesto, debe ser acordada por las tres partes, Osetia del Sur, Abjasia y Georgia", puntualizó.

NUEVA SITUACIÓN GEOPOLÍTICA

Según Medvedev, las "políticas arriesgadas" de Saakashvili han creado una "nueva situación geopolítica". "Es difícilmente posible ignorar la existencia independiente de dos nuevos Estados", señaló en alusión a Osetia del Sur y Abjasia, cuya independencia fue reconocida por Rusia y Nicaragua tras la guerra.

En este contexto, Medvedev subrayó que el mayor reto actual es asegurar la paz y la seguridad en el Cáucaso, y dijo que tal es el propósito del despliegue militar ruso en los territorios de Osetia del Sur y Abjasia.

"Las acciones de la parte georgiana siguen siendo motivo de seria preocupación", manifestó Medvedev. "Éstas van desde las continuas amenazas con usar la fuerza para restablecer la 'integridad territorial' de Georgia y la retórica beligerante diaria, hasta la concentración de fuerzas militares a lo largo de las fronteras con Osetia del Sur y Abjasia y graves provocaciones en las zonas fronterizas", explicó.

En este sentido, Medvedev insistió "en la imperiosa necesidad de firmar lo antes posible un tratado de no agresión entre Georgia, Abjasia y Osetia del Sur". Según dijo, el tratado debe incluir garantías de seguridad para la población surosetia y abjaza.

También subrayó "la necesidad de que todos los países se abstengan durante un tiempo de suministrar armas y equipamiento militar a Georgia". "Creo que la comunidad internacional debe abordar esta cuestión con un espíritu de responsabilidad para asegurarse de que los dirigentes georgianos no caen presa de las ilusiones de la posibilidad de resolver sus problemas con medios militares". (Fuente)