Danial Ortega con Dmitry Medvedev
"La decisión tomada por Nicaragua es un acto dirigido a afirmar la primacía de los principios básicos del Derecho Internacional y a contribuir a la formación de un mundo multipolar y justo."

(El presidente de Rusia, Dmitri Medvédev, despues del reconocimiento de la independencia de Abjasia por parte del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega.)

Solidaridad con Abjasia y con el pueblo de Osetia del Sur

Grupo de Amistad Parlamentaria Venezuela-Abjasia

русский

Únase a nuestra lista de correo

Email:

Medvédev declara que el reconocimiento de Abjasia y Osetia del Sur por Rusia es una decisión inamovible

Vladikavkaz (Rusia) 8 de agosto, RIA Novosti. El presidente de Rusia, Dmitri Medvédev, declaró hoy que el reconocimiento de las independencias de Abjasia y Osetia del Sur por Rusia es una decisión inamovible porque es aval de seguridad para estas nuevas repúblicas del Cáucaso.

"Quiero subrayar: esta decisión es inamovible" dijo Medvédev en una ceremonia de condecoración de militares rusos por actos de mérito durante el conflicto ruso georgiano en agosto de 2008.

El presidente afirmó que tras la agresión del ejército georgiano contra la población suroseta en agosto de 2008 y la operación de la imposición de paz emprendida por las tropas rusas, el reconocimiento de las independencias de Osetia del Sur y Abjasia fue la única variante posible.

"Únicamente de esta forma pudimos garantizar la seguridad de la población y la estabilidad en la región del Cáucaso", indicó Medvédev.

En la ceremonia de condecoración, el presidente resaltó la misión que desempeño el ejército 58 durante la operación de imposición de la paz en el territorio suroseta y zonas adyacentes a la frontera con Georgia.

"Hoy estoy aquí para agradecerles una vez más por el heroísmo demostrado durante el cumplimiento del deber y de nuevo declarar que Rusia defenderá la vida pacífica del pueblo suroseta y todos los pueblos del Cáucaso", indicó Medvédev.

En la noche del 7 al 8 de agosto de 2008, el ejército georgiano emprendió una operación militar de gran envergadura para invadir a Osetia del Sur con artillería pesada, bombardeos y posteriormente una incursión de tanques y tropas de infantería.

A consecuencia del fuego de artillería, las bombas y los tanques las tropas georgianas destruyeron aldeas, y ocuparon Tsinvali, la capital suroseta que quedó convertida en ruinas.

Para evitar una masacre de civiles, el ejército de Rusia 58 emprendió una ofensiva que concluyó cinco días después con el retiro de las tropas georgianas del territorio suroseta y la destrucción de unidades militares e infraestructura de guerra georgianas en el territorio de Georgia. (Fuente)