Danial Ortega con Dmitry Medvedev
"La decisión tomada por Nicaragua es un acto dirigido a afirmar la primacía de los principios básicos del Derecho Internacional y a contribuir a la formación de un mundo multipolar y justo."

(El presidente de Rusia, Dmitri Medvédev, despues del reconocimiento de la independencia de Abjasia por parte del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega.)

Solidaridad con Abjasia y con el pueblo de Osetia del Sur

Grupo de Amistad Parlamentaria Venezuela-Abjasia

русский

Únase a nuestra lista de correo

Email:

59 venezolanos imputados por jugar dominó en Abjasia

20/12/2011 -- Todos los 277 atletas que visitaron Abjasia para el Campeonato Mundial de Dominó en octubre 2011 ahora son criminales. Apenas al cruzar la frontera de Rusia con Abjasia, cada uno de ellos inmediatamente enfrentaba una condena de al menos dos años en una prisión de Georgia.

Con el apoyo del Ministerio del Poder Popular Para el Deporte, la República Bolivariana de Venezuela (uno de los aliados más importantes de Abjasia en el mundo) envió 59 atletas para los juegos: En total, la delegación más numerosa de un país latino-americano alguno. Ahora todos y cada uno de los 59, venezolanos y venezolanas, son buscados por la justicia de Georgia -- rehenes en un extraño juego donde leyes y policías a menudo son utilizadas como fichas en una guerra entre rivales en la diplomácia internacional.

Los trescientos mil habitantes de Abjasia viven en una estrecha franja de tierra entre las montañas del Cáucaso y el Mar Negro. Para Moscú y sus aliados, la república ya es un país libre e independiente. Pero para Washington, y su aliado Georgia, todavía sigue siendo territorio georgiano.

Durante la Guerra Fría, Abjasia era parte de la República Soviética de Georgia. Hoy los georgianos, quienes en la década de 1990 perdieron una guerra feroz por el control de Abjasia, sostienen que visitar Abjasia sin su permiso es ilegal. Con el asesoramiento de los Estados Unidos, el parlamento de Georgia pasó leyes criminalizando contactos independientes con Abjasia, hasta el punto que quien cruza la frontera del nuevo país sin su permiso paga el precio con su libertad: Nada más para los venezolanos, en total ahora les esperan mínimo 118 años en una oscura cárcel al otro lado del mundo -- o hasta 295 años, cinco para cada, si los organós de justicia de Georgia deciden que es necesario usarlos como un ejemplo.

En un primer momento, Rusia también evitó apoyar abiertamente a la República de Abjasia. Pero cuando Vladimir Putin asumió la presidencia en 2000, Rusia vio los beneficios de promover un estado amistoso en su frontera con la pro-occidental Georgia. Rusia es el aliado principal de Abjasia, apoyando la reconstrucción del país y asegurando así la influencia de Rusia sobre la región y sus vecinos. Siendo Vladimir Putin ahora primer ministro, y con su regreso a la presidencia en mayo ya casi garantizado, es poco probable que la postura de Rusia cambie. En los próximos años la disputada Abjasia seguirá siendo un referente no sólo en la lucha por el poder regional entre Rusia y el Occidente.

Sin embargo, nada de eso era suficiente para disuadir a los jugadores de 25 países que llegaron felices a Sujum, capital de Abjasia, para inscribirse en los días 17 y 18 de octubre del 2011. Para ellos se trataba de asistir a un Campeonato Mundial perfectamente normal, en lugar de venir a jugar al dominó en el centro de un conflicto internacional congelado.

Gran parte de la conversación se mostró entusiasmado y en español (dominó es un deporte muy popular en América Latina) con delegados de Venezuela, Cuba, Puerto Rico, México, Panamá, Nicaragua, así como de España.

"No estoy preocupado por Georgia. Yo vive en los Estados Unidos", dijo Manuel Oquendo, presidente de la Federación de Domino de los EE.UU., quien participó con un equipo de 18 personas en el campeonato. "No somos criminales, somos atletas. El pueblo de Abjasia son tan seres humanos como nosotros. Abjasia es un país independiente, y esas personas que dicen lo contrario son egoístas".

No son declaraciones que se oye de su gobierno. El Departamento de Estado considera que Abjasia es territorio georgiano, ocupada por los rusos.

La guerra de los cinco días en agosto 2008 entre entre Rusia y Georgia fue provocado por una disputa sobre el estatus de Osetia del Sur, al este de Abjasia. El presidente de Georgia Mikheil Saakashvili contaba con el apoyo occidental, pero no lo consiguió (aunque su ejercito habia sido equipado e entrenado por el de Estados Unidos). En cambio, Rusia defendió tanto Osetia del Sur como Abjasia contra la invasión georgiana, y luego se reconoció Abjazia y Osetia del Sur como estados independientes - en efecto frenando la intención de incluir a Georgia como miembro de la OTAN. Estados Unidos protestó en voz alta, y ahora regularmente exige que Rusia retire a las tropas de paz que se ha posicionado para defender la frontera de Abjasia.

Campeonato Mundial de Domino, Abjasia 2011

En el baile espectacular de la apertura del torneo de la ceremonia, una especie de Joropo de Abjasia, el equipo de dominó de los estadounidenses estaba sentado justo detrás del presidente Alexander Ankvab. Despupes de la ceremonia de inauguración del Campeonato Mundial de Dominó, el presidente Ankvab tomó tiempo para posar para las cámaras con los miembros femeninos de la selección venezolana. Ankvab tenía grandes esperanzas en el campeonato como un paso para salir de su aislamiento internacional. "Creemos que es importante para Abjasia", me dijo. "Para nosotros, este es un anuncio: el hecho de que un gran número de equipos ha llegado aquí es una victoria en la guerra de información".

No en vano el apoyo de Rusia, y tampoco el apoyo del Ministerio de Deportes del gobierno venezolano, gestionado desde Caracas en una colaboracion con la Federación Venezolana de Dominó y la Embajada de Abjasia en Venezuela. A la vez, la Embajada de Venezuela en Caracas, conjuntamente con la Embajada de Nicaragua, también coordinó la participación de una delegación de Nicaragua. La República de Nicaragua es otro país más en la alianza de estados latino-americanos que apoyan a Abjasia internacionalmente, sin temor a molestar el gobierno de los Estados Unidos.

Rusia también ha tratado de ayudar a la pequeña república obtener su reconocimiento diplomático desde aún más lejos. Tres Estados insulares del Pacífico (Vanuatu, Nauru y Tuvalu) ya firmaron acuerdos de reconocimiento internacional, apoyando la soberanía de Abjasia. Pero tales logros han sido frenados una y otra vez por la fuerza de la diplomácia estado-unidense y pro-georgiana, y por su frecuente reincidencia de no jugar limpio.

Esta es la razón por la cual el Campeonato Mundial de Dominó 2011 adquirio una enorme importancia. Si el torneo se pudiera hacerse, sería un triunfo para Abjasia y para sus diplomáticos.

***

Abjasia se encuentra atrapada en medio de una guerra diplomática sin tregua, centrada en el apetito de los EE.UU. por el petroleo de otros países. Estados Unidos apoya a Georgia por ser una de su rutas principales para la exportación de hidrocarburos, petróleo y gas, del Mar Caspio. Georgia es uno de los pocos aliados seguros y pro-Occidentales de los países de la antigua Unión Soviética, y ha proporcionado miles de sus soldados a las guerras de Irak y Afganistán.

Recientemente, tanto el vicepresidente Joe Biden y la secretaria de Estado Hillary Clinton visitaron Georgia para cementar aún más la alianza. La sra Clinton fue particularmente franca: "No sé si hay manera de utilizar las redes sociales de Internet para hablar y dar apoyo a las personas dentro de Osetia del Sur y de Abjasia", dijo a los georgianos en Tbilisi el año pasado.

La imagen que evoca, de Abjasia como una especie de dictadura sombría, con el vecino "democrático" de Georgia para "dar apoyo," es cómico para cualquier persona que haya estado en Abjasia, especialmente si se han sentado en el sol del malecón, donde los hombres beben su café y hablan libremente de política. Es imposible encontrar a un habitante de Abjasia que no apoya la independencia. Los agricultores de los pueblos más altos, tanto como los comerciantes de la capital, insisten en que pelearía de nuevo para mantener a los georgianos al otro lado de la frontera.

Pero si la idea de Clinton de tener una discusión por internet entre abjasios y georgianos se celebra, podría ser algo como esto. El georgiano empieza diciendo que Abjasia forma parte de Georgia, y siempre lo había sido. Los abjasios responden diciendo que esto no era cierto, y que sólo se unió a Georgia por Stalin, que era un georgiano. (Se podría tener razón. Abjasia y Georgia han sido a veces unidos y, en ocasiones separadas durante sus miles de años como vecinos, pero Abjasia unió a los imperios ruso y soviético como un estado separado.) El georgiano se diría que la independencia no puede ser construida en base a la limpieza étnica. Los abjasios, probablemente, respondería diciendo que Stalin deliberadamente transplantaron a personas de origen georgiano en Abjasia para diluir su carácter originaria y minimizar la influencia de los abjasios, y que estos georgianos se aliaron con los invasores y por lo tanto fueron culpables de traición.

Lamentablemente es hoy día nada fácil tener un intercambio así, no sólo porque rápidamente se caería en el abuso, sino también porque los jóvenes de Georgia y los jovenes de Abjasia y ahora carecen de una idioma común. En la época soviética todos hablaron ruso, pero ahora apenas se enseña ruso en Abjasia. Los de Georgia aprenden solo inglés, no ruso. Esto hace que la esperanza de un intercambio de ideas está cada día aún más remoto.

Consciente de ello, y del significado simbólico del Campeonato de Dominó, el gobierno de Tbilisi hizo todo lo posible para detener el evento, advirtiendo otros países de las consecuencias para los participantes: "Cualquier persona que entre a regiones ocupadas de Georgia por puestos fronterizos prohibidos por la Ley y sin notificación de las autoridades de Georgia es sujeto de responsabilidad criminal", dijo Georgia por ejemplo en una carta dirigida al Itamaraty, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil.

Bajo la nueva ley anti-Abjasia de Georgia, cualquier persona que cruce desde Rusia para Abjasia sin visa de Georgia o previo permiso de Georgia se enfrenta a entre dos a cuatro años de prisión. La pena aumentará de tres a cinco años si son parte de un grupo, como el caso de los 59 venezolanos y venezolanas. Dominó nunca había sido una cuestión geopolítica antes.

***

El dominó es un juego casi perfecto para tiempos de guerra. Requiere apenas una superficie plana y una caja de fichas. Es fácil aprender las reglas, e incluso se puede jugar en la lluvia. El primer jugador comienza con una solo pieza, a continuación los otros siguen colocando sus fichas para que los números coinciden con los que ya están en el tablero. Esto con el tiempo crea cadenas largas. Se pierde puntos si tiene fichas restantes en la mano cuando uno de los demás compañeros de juego ha jugado todas las suyas.

El juego ha sido jugado en Abjasia durante décadas, en especial por los hombres en el malecón, quienes fuman en exceso durante sesiones maratónicas de dominó. Sin embargo, fue Vladimir Korneyev, un ruso que aprendio el juego de su padre (quien a su vez lo tomó mientras convalecía en el hospital durante la segunda guerra mundial), que provocó en Abjasia la "revolución dominó". Korneyev fue quien la primera vez invitó a los jugadores de dominó de Abjasia a un torneo que organizó en Rusia en 2005, y luego los animó a asistir al Campeonatos Mundial en Puerto la Cruz, en Venezuela, un año después. Con el paso del tiempo la Federación de Dominó de Abjasia ganó su reconocimiento como un organismo responsable y profesional, lo que bien podría haber ayudado a asegurar el apoyo para su candidatura para ser anfitriona para el evento del año 2011.

Entre Abjasia y Venezuela han habio siempre una especial relación que se data desde mucho antes que su reconocimiento formal en 2009. Antes de establecerse oficialmente como Embajada, dos representantes de Abjasia -- ambos hispano-hablantes -- ya estaban trabajando en Caracas como una Misión Permanente abriendo canales con sus colegas en el ministerio venezolano de Relaciones Exteriores.

A su llegada a Sujum, Lucas Guittard, presidente de la Federación Internacional de Dominó, fue tratado como un jefe de Estado. Su retrato estaba plasmado por vallas publicitarias en todo el país, y su discurso en la ceremonia de inauguración estuvo marcada por la clase de ovaciones de que gozaban líderes soviéticos en los congresos del partido.

"En la realidad fue Georgia la que hizo que para nosotros fue tan importante hacer el campeonato en Abjasia. Si Georgia no había enviado todas esas cartas no hubiera sido tan importante", dijo Guittard, de nacionalidad venezolana. "Todo salió a favor de Abjasia".

Ángel Ojeda, miembro del equipo de EE.UU., agradeció la cálida bienvenida. "Yo tengo 72 años de edad, no me preocupa", agregó. "Hablé con mi hijo y él me habló de la situación política y dijo:"Papá, con los ojos cerrados, va disfrutando. Hasta ahora tan bueno."

Para el mundo socialista, Sujum siempre era un lugar buscada por su belleza y su alta potencial turistica: las elegantes líneas de sus hoteles, sus colinas boscosas y, en un día claro, sus picos de pura montaña blanca en la distancia. La costa de Abjasia fue el hogar de los centros turísticos más prestigiosos de la Unión Soviética, y frecuentado por Trotsky, Stalin y hasta por Fidel Castro Ruiz, el lider de la revolución cubana.

En sus pasos llegaron los y las atletas de Venezuela, ahora implicados en el caso criminal interpuesto por Georgia, aunque en las palabras de Guittard a la ceremonia de clausura, las delegaciones que participaron en Abjasia deberían ser como "embajadores deportivos en todo el mundo."

***

Al final resultó que, el torneo no ha pasado sin escándalo. Los jueces del evento entregan 20 tarjetas amarillas a los jugadores cuyo comportamiento se consideraban inaceptable. Hubo informes de señales ilegales entre compañeros de equipo. Los jueces tuvieron que entregar seis tarjetas rojas, y hasta tres tarjetas negras, las cuales significaban la expulsión inmediata del campeonato. Una de esas tarjetas fue a Joaquín Martínez de la República Dominicana, quien fue excluido del Campeonato en Equipos. Sin embargo, ya había reclamado el primer premio del Campeonato Individual.

En las rondas finales, los mejores jugadores fueron colocados en las cuatro mesas más cercanas a los jueces, y su concentración fue intensa. A estas alturas, en las otras 40 mesas los participantes jugaban ya sólo por el orgullo de posicionarse bien. Jueces itinerantes fueron colocados en cada mesa, observando gestos ilegales o de juego sucio.

En el Campeonato Mundial de 2011 el equipo nacional de Abjasia no logró posiciarse entre los tres primeros del mundo. Pero hay algo mas importante, opina Giorgi Ardzinba, un abjaso jubilado. No es lo importante ganar, dijo. "Hay mucha gente que todavía no saben lo que es Abjasia. No podría haber ganado el campeonato, pero ahora hay gente del otro lado del océano quienes saben que tenemos un país. Ellos le dirán a otras personas, y es algo que nos ayudaría, aunque sólo sea un poco. "

Para Ardzinba de Abjasia, como para sus nuevos amigos de Venezuela, no importa las represalias de Georgia o de Estados Unidos y sus aliados. Cárcel de dos a cinco años? Allá ellos con sus locuras...

Temas relacionadas:
"Venezuela es prioridad diplomática para Abjasia"