Danial Ortega con Dmitry Medvedev
"La decisión tomada por Nicaragua es un acto dirigido a afirmar la primacía de los principios básicos del Derecho Internacional y a contribuir a la formación de un mundo multipolar y justo."

(El presidente de Rusia, Dmitri Medvédev, despues del reconocimiento de la independencia de Abjasia por parte del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega.)

Solidaridad con Abjasia y con el pueblo de Osetia del Sur

Grupo de Amistad Parlamentaria Venezuela-Abjasia

русский

Únase a nuestra lista de correo

Email:

Las maravillas naturales de Abjasia

  • : preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in /home/vehost2/abjasia.org.ve/includes/unicode.inc on line 345.
  • : preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in /home/vehost2/abjasia.org.ve/includes/unicode.inc on line 345.

Tras la liberación de la dominación de Georgia, la región de Kodori, famosa por sus preciosos paisajes naturales, empieza a recuperar el turismo.
El Valle de Kodori se conoce también como 'Svanetia', nombre de la etnia que lo habita. Esta parte de Abjasia lo tiene todo: la grandeza de las montañas, la belleza de las orillas de los ríos y hasta las playas del Mar Negro.

Aquí se realizan numerosas expediciones científicas de biología y arqueología. El guía local Papá Artoush cuenta que una vez encontraron restos humanos gigantescos: “la longitud del hueso de la rodilla hasta la planta del pie era de un metro y medio. ¿Puede imaginar la altura de aquel hombre?”

Y no es el único misterio de estas tierras. Desde hace siglos la gente cree que el agua de Kodori es curativa. Según Papá Artoush, en sus arroyos sanaban las personas que hasta los médicos reconocían como incurabes.

Además de las bellezas de la naturaleza y el espíritu mágico, este valle siempre ha tenido una importancia geopolítica. Por aquí, por ejemplo, pasaba parte de la antigua vía comercial conocida como la Ruta de la Seda.

Durante varios años las fuerzas especiales de Georgia dominaron la región, pero en agosto de 2008 los abjasios consiguieron recuperar su control. Con este hecho se reabrió el camino en Abjasia para viajeros y turistas.

Ahora, el encanto silencioso de esta región atrae a los turistas cansados de la muchedumbre, el estrés y el ruido. Aquí ellos encuentran gente amistosa y muy hospitalaria: “en tiempos pasados, casi cada familia aceptaba a los turistas en su casa. Actualmente, cuando la guerra ha terminado, los vecinos han regresado para restablecer sus hogares y pueden invitar a los turistas de nuevo. Nos hemos acostumbrado al gobierno actual y creemos en un futuro mejor”, recuerda otro guía abjasio, Róbik Arakelyán.

Aquí se puede esquiar, cazar, pescar truchas. Cada uno encontrará algo único, íntimo... algo especial para sí mismo. ¿Qué espera usted para probar? (Fuente)