Danial Ortega con Dmitry Medvedev
"La decisión tomada por Nicaragua es un acto dirigido a afirmar la primacía de los principios básicos del Derecho Internacional y a contribuir a la formación de un mundo multipolar y justo."

(El presidente de Rusia, Dmitri Medvédev, despues del reconocimiento de la independencia de Abjasia por parte del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega.)

Solidaridad con Abjasia y con el pueblo de Osetia del Sur

Grupo de Amistad Parlamentaria Venezuela-Abjasia

русский

Únase a nuestra lista de correo

Email:

En plena sintonía con Moscú: Reconocimiento de Abjasia por parte de Nicaragua

  • : preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in /home/vehost2/abjasia.org.ve/includes/unicode.inc on line 345.
  • : preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in /home/vehost2/abjasia.org.ve/includes/unicode.inc on line 345.

El presidente Daniel Ortega Saavedra ha reconocido la independencia de Osetia del Sur y de Abjasia en plena sintonía con Moscú.

El anuncio lo hizo el martes, en un discurso para celebrar los 29 años del Ejército nicaragüense.

Este viernes oficializó, mediante dos decretos, el reconocimiento de la independencia de las hermanas repúblicas de Osetia del Sur y Abjasia, ordenando el establecimiento de relaciones diplomáticas.

Ortega también ha dado su respaldo a Rusia, sobre la que, según él, la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) está "construyendo un cerco militar".

Los decretos

Este viernes, la Cancillería dio a conocer dos decretos presidenciales, con los cuales el gobierno de Nicaragua reconoce a Osetia del Sur y a Abjasia, como repúblicas independientes.

El artículo uno del decreto 46-2008 establece: “Otórguese, en nombre del Estado de Nicaragua, el pleno reconocimiento de la hermana República de Osetia del Sur, como nuevo miembro de la comunidad de naciones independientes del mundo, a quien le damos la bienvenida”.

En su artículo dos, el documento instruye al Canciller de Nicaragua “para que proceda a los trámites necesarios, conforme ley, para la consumación de dicho reconocimiento, y el establecimiento pleno de las relaciones diplomáticas con la hermana República de Osetia del Sur”.

Finalmente, el artículo tres del decreto, indica que éste entrará en vigor a partir de su publicación por cualquier medio de difusión nacional, y al mismo tiempo, orienta su divulgación en el diario oficial La Gaceta.

El decreto 47-2008, establece estos tres mismos artículos, pero en referencia a la República de Abjasia.

El vicecanciller Manuel Coronel Kautz --quien dio lectura a los documentos ante los medios de prensa--, dijo que la Embajada de Rusia en Managua serviría de canal para informar esta decisión del mandatario nicaragüenses a los respectivos gobiernos de estas naciones.

El diplomático dijo que el reconocimiento de Osetia del Sur y de Abjasia como repúblicas independientes, Nicaragua lo hizo como muestra de solidaridad y de respeto. “Estas dos repúblicas merecen ser reconocidas”, afirmó.

Señaló que el establecimiento de las relaciones diplomáticas entre Nicaragua y cualquier país corresponde al Poder Ejecutivo, y que a la Asamblea Nacional le corresponderá confirmar el nombramiento de los embajadores que para dichas misiones asigne el presidente Ortega.

También minimizó las críticas al Gobierno que pudieran surgir por este acto: “Éstas son decisiones de carácter soberano. No es necesario tomar en cuenta las opiniones de otros países”.

Esta decisión confirma la línea marcada en política exterior por Ortega, quien se ha destacado por cultivar vínculos con países como Irán o Libia, además de Venezuela o Cuba, desmarcándose abiertamente de Washington y a menudo fustigando a su gobierno.

Ello, pese a que Washington destina más de 500 millones de dólares al año en cooperación bilateral con el país centroamericano, cuyas exportaciones a Estados Unidos crecieron en el primer semestre del año un 60.2%.

Ortega dio el paso adelante

Ortega, cuyo discurso en el año y medio largo que lleva al frente de Nicaragua suele caminar parejo al del gran benefactor de Nicaragua, el presidente venezolano Hugo Chávez, ha ido, en esta ocasión, un paso por delante tanto de éste como de Cuba, donde en el líder de la revolución, Fidel Castro, encuentra confort ideológico.

El gobierno venezolano, por el momento, se ha limitado a acusar a Estados Unidos de "planificar, preparar y ordenar" el conflicto en Georgia que ha llevado a la proclamación de la independencia de las repúblicas separatistas, y ha defendido la actuación de las fuerzas rusas.

Otro tanto ha hecho Cuba, que durante 30 años recibió el oxígeno económico de Moscú, y todavía este jueves el presidente Dimitri Medvedev mandó dos aviones rusos con ayuda humanitaria para los afectados por el huracán Gustav en la isla.

El presidente del Parlamento cubano, Ricardo Alarcón, dijo el jueves que su país respeta la decisión de Ortega, pues "Nicaragua es un país soberano e independiente, y puede tomar las decisiones que quiera".

Fidel Castro, que renunció a la presidencia por enfermedad, advirtió a Washington que estaba jugando con la "guerra nuclear" en el conflicto del Cáucaso e intentaba premiar a Georgia por servirle de "carne de cañón" frente a Moscú.

Georgia lanzó el 7 de agosto por la noche una ofensiva militar para retomar el control de esta región proclamada independiente al comienzo de los años 1990, lo que desencadenó un contraataque de Rusia, que envió tropas a territorio georgiano un día después y acabó reconociendo su independencia el 26 de agosto. (Fuente)