Danial Ortega con Dmitry Medvedev
"La decisión tomada por Nicaragua es un acto dirigido a afirmar la primacía de los principios básicos del Derecho Internacional y a contribuir a la formación de un mundo multipolar y justo."

(El presidente de Rusia, Dmitri Medvédev, despues del reconocimiento de la independencia de Abjasia por parte del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega.)

Solidaridad con Abjasia y con el pueblo de Osetia del Sur

Grupo de Amistad Parlamentaria Venezuela-Abjasia

русский

Únase a nuestra lista de correo

Email:

En derecho internacional, "Venezuela dio una lección al resto de países"

En agosto del año 2008 en Osetia del Sur tuvieron lugar acontecimientos que fueron al mismo tiempo trágicos y cruciales para la República.

La agresión contra el pueblo suroseto por parte de Georgia puso en evidencia la imposibilidad de Osetia del Sur seguir formando parte del territorio georgiano. El Embajador Extraordinario y Plenipotenciario de la República de Osetia del Sur en la Federación Rusa, Dmitri Medoev, comenta a RIA Novosti, cómo ha cambiado la vida de sus compatriotas en dos años de vida independiente reconocida.

P: El 26 de agosto de 2008 Rusia fue el primer país en reconocer la independencia de Osetia del Sur. ¿Ha habido resultados prácticos de la cooperación bilateral?

R: Muy pronto todo el pueblo de Osetia del Sur celebrará el segundo aniversario del reconocimiento por la Federación Rusa de la independencia de nuestro país. Es para nosotros un día muy especial, diría incluso que histórico.

Pagamos un precio muy alto por la independencia: en 20 años de lucha y privaciones hemos perdido a miles de nuestros compatriotas, decenas de miles de personas se han visto obligadas a huir, abandonando sus casas y quedando sin techo ni medios para vivir. El pueblo de Osetia del Sur nunca olvidará la proeza de los soldados y oficiales rusos que nos salvaron del exterminio. Los días de la celebración nos acordaremos con especial emoción de los militares rusos y osetos que lucharon a brazo partido contra los agresores y dieron su vida por el futuro de nuestro pueblo y también de los civiles que murieron en aquella bárbara invasión.

En primer lugar me gustaría expresar nuestro más profundo agradecimiento a todos los ciudadanos de la Federación de Rusia por su sincera condolencia, por su apoyo y su ayuda que sentimos en aquel dramático mes de agosto. El hecho de reconocer Rusia el 26 de agosto de 2008 la independencia de Osetia del Sur fue el desenlace lógico de las decididas acciones tomadas por las autoridades rusas para forzar al agresor a la paz.

Después de que fuera firmado el Decreto del Presidente de Rusia sobre el reconocimiento de la independencia de Osetia de Sur, se procedió a crear la base jurídica de las relaciones bilaterales. El 17 de septiembre de 2008 los dos países firmaron un Acuerdo de Amistad y Cooperación.

En la actualidad entre Osetia del Sur y la Federación de Rusia existen más 30 acuerdos intergubernamentales en esferas tales, como la defensa y la seguridad, la cooperación militar, el desarrollo económico y social, la ciencia y la cultura. Se han redactado y están esperando ser firmados otros tantos acuerdos relacionados con el comercio y la migración, así como con la cooperación de los servicios aduaneros, etc.

P: -Han pasado dos años desde aquellos acontecimientos en Osetia del Sur que cambiaron significativamente el mapa político del Cáucaso. ¿Qué consecuencias ha tenido esto en el equilibrio de fuerzas en esta región?

R: -Los acontecimientos de agosto de 2008 han sido importantísimos no sólo para Osetia del Sur y para Abjasia -que, como consecuencia de los mismos, consiguieron su independencia-. Han sido importantes también para Rusia porque, con sus acciones, acabó con los intentos de crear un mundo unipolar -en este caso en la región del Cáucaso- y, de este modo, dio un paso crucial para reforzar las posiciones de los partidarios de un mundo multipolar.

Por lo que se refiere al mapa del Cáucaso, creo que ahora ofrece una imagen más realista: es decir, se ajusta todo lo posible a las realidades históricas de la región. Se podría decir incluso que se ha hecho justicia desde el punto de vista histórico, ya que los osetos y los abjasios han recuperado su condición de estados independientes -Alania y el Reino Abjasio- que perdieron, por razones bien conocidas, en la Edad Media.

P: -¿Qué problemas destacaría como primordiales para Osetia del Sur? ¿Cree que sigue existiendo la amenaza de una nueva agresión por parte de Georgia? ¿Qué medidas cree necesarias para prevenirla?

R: -Lo primordial es reconstruir todo aquello que fue destruido en los últimos 20 años: la industria, la agricultura y las comunicaciones, incluidas las urbanas que no se han renovado desde los años 50 del siglo pasado. Y, por supuesto, habría que acabar la reconstrucción posbélica.

Nos enfrentamos en estos momentos a un sinnúmero de preguntas, como, por ejemplo, ¿cuál debería ser la dirección del desarrollo económico de la república en los próximos tiempos? ¿Cómo aprovechar mejor las riquezas naturales del país sin dañar su ecología? Para dar solución a estos y muchos otros problemas, es necesaria una estabilidad que, desgraciadamente, no se ha alcanzado. Ahora, dos años después de la agresión georgiana, me duele constatar que las acciones de la Tbilisi oficial y la política de revanchismo aplicada por el Presidente Saakashvili no permiten olvidarnos del peligro.

No obstante, me gustaría subrayar que Osetia del Sur siempre ha sido y será partidaria de mantener relaciones pacíficas con todos los países. Por lo tanto, los dirigentes de mi país hacen especial hincapié en la creación de unas condiciones de seguridad, que sean garantía de unas relaciones de paridad y de buena vecindad con todos los países del Cáucaso.

P: Recientemente la Corte Internacional de Justicia consideró que la declaración de independencia de Kosovo no violaba el Derecho Internacional. ¿Cree que esta decisión repercutirá de alguna manera en Osetia del Sur?

R: -El destino de Osetia del Sur fue decidido por su pueblo y fijado por una serie de documentos fundamentales: el 20 de septiembre de 1990 fue proclamada la independencia de la República, en 1992 fue firmado el Acta de la independencia nacional y se celebraron los referendos en los años 1991, 1992 y 2006, en los que el pueblo de Osetia del Sur optó por una vía independiente del desarrollo del Estado. Merece la pena señalar que el Decreto sobre el reconocimiento de la independencia de Osetia, del 26 de agosto de 2008, se basa precisamente en esas decisiones.

Por lo que se refiere a la Corte Internacional de Justicia de la ONU, su decisión sobre Kosovo no tiene fuerza jurídica obligatoria. Se trata de un documento no vinculante, aunque es evidente que puede interpretarse indirectamente como un reconocimiento de la legitimidad de la independencia de Kosovo. Es importante señalar que el reconocimiento de la independencia de Osetia del Sur tiene mucho más fundamento desde el punto de vista político y jurídico. A diferencia de lo ocurrido en Kosovo, la lucha por la independencia de Osetia del Sur se llevó a cabo desde el principio respetando el Derecho Internacional y la Carta de las Naciones Unidas; además, en ningún momento se violó la Constitución y las leyes de la Unión Soviética entonces vigentes. No excluyo, sin embargo, que la decisión sobre Kosovo pueda facilitar hasta cierto punto el futuro reconocimiento de Osetia del Sur.

P: - ¿Qué condiciones tendrían que darse para que la comunidad internacional reconociera a Osetia del Sur? ¿Qué importancia tiene para Osetia del Sur el establecimiento de relaciones diplomáticas con otros estados?

R: - Osetia del Sur ya ha sido reconocida por una gran potencia que es además miembro del Consejo de Seguridad de la ONU: la Federación Rusa.

Es bien conocido que, en el mundo actual, es frecuente usar dos varas de medir en la política internacional, sobre todo cuando se tratan los asuntos de pueblos como el nuestro que ama su libertad. La doble moral se ha convertido en norma para toda una serie de países. Sin embargo, hay otros países que tienen una política internacional independiente: países como Nicaragua y Venezuela, o como el Estado insular de Nauru, un miembro de pleno derecho de la comunidad internacional que, con su decisión de reconocer a Osetia del Sur y a Abjasia, dio una lección al resto de países, recordándoles que, de acuerdo con la Carta de las Naciones Unidas, no existen grandes y pequeñas naciones y que todas ellas son iguales y tienen iguales derechos.

Agradecemos a los gobiernos de estos países su decisión de reconocer a Osetia del Sur y estamos decididos a desarrollar y reforzar nuestras relaciones de amistad y colaboración con ellos. La reciente -y extremadamente provechosa- visita del Presidente Kokoyty a Nicaragua y Venezuela es un buen ejemplo de estos esfuerzos.

P: -En los medios de comunicación rusos han aparecido repetidamente informaciones referentes a presuntos problemas con la ayuda rusa a Osetia del Sur. ¿Podría comentarnos algo sobre este tema?

R: -Conocemos perfectamente cuál es el origen de estas informaciones y sabemos qué es lo que se pretende con la publicación de este tipo de noticias. Pero estamos convencidos de que no se saldrán con la suya los que están pagando este espectáculo. A pesar de todas las dificultades que puedan llegar desde fuera, levantaremos nuestro país de las ruinas y daremos a nuestro pueblo un nivel de vida digno. Para ello tenemos todos los recursos y posibilidades y un gran potencial como país. (Fuente)