Danial Ortega con Dmitry Medvedev
"La decisión tomada por Nicaragua es un acto dirigido a afirmar la primacía de los principios básicos del Derecho Internacional y a contribuir a la formación de un mundo multipolar y justo."

(El presidente de Rusia, Dmitri Medvédev, despues del reconocimiento de la independencia de Abjasia por parte del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega.)

Solidaridad con Abjasia y con el pueblo de Osetia del Sur

Grupo de Amistad Parlamentaria Venezuela-Abjasia

русский

Únase a nuestra lista de correo

Email:

Daniel Ortega: "Reconocimiento de Abjasia fue un paso correcto"

"Cada día que pasa me siento más convencido de que fue el paso correcto", dice Daniel Ortega, Presidente de Nicaragua, consultado sobre el reconocimiento de Abjasia durante una entrevista exclusiva con RT Internacional.

RT: Ha sido bastante polémico el paso que ha dado Nicaragua de apoyar la decisión de las repúblicas caucásicas de Abjasia y de Osetia del Sur de declarar su independencia. ¿Cuáles fueron las justificaciones que en su momento le hicieron creer a usted que este era un paso acertado?

DANIEL ORTEGA: Bueno, nuestros principios, nuestra naturaleza como pueblo, como nación, nuestro compromiso con la lucha por la independencia de todas las naciones por pequeñas que sean, el respeto que se merecen todas las naciones por pequeñas que sean. Aquí mismo, en América Latina nosotros mismos seguimos librando la batalla por la independencia de Puerto Rico, un pueblo que sigue batallando, una nación que sigue batallando porque está ocupada por los Estados Unidos en pleno siglo XXI. Seguimos batallando porque el imperio inglés, lo que queda del imperio inglés, se retire de las Malvinas.

Si usted quiere es un pequeño territorio, pero ¿sólo por eso vamos a dejar de luchar, vamos a renunciar a ello? No, simplemente ese es un territorio que pertenece a la nación argentina y debe retornar a la nación argentina. Igual el territorio de Guantánamo en Cuba. Es un pequeño territorio, un chiquito territorio, quizás sea tan pequeño como Abjasia, como Osetia, pero pertenece, lógicamente, a Cuba, a la soberanía cubana y tiene que regresar a la soberanía cubana y, en este caso, estamos hablando de dos pequeños pueblos que tienen su identidad, que tienen su historia y que se han manifestado, no sólo una vez, en favor de su independencia. Entonces, nosotros no pudimos dudar en su momento en reconocer la independencia de estos dos pueblos.

RT: Ahora que ya ha pasado un tiempo ¿sigue creyendo que ese fue el paso correcto?

ORTEGA: Cada día que pasa me siento más convencido de que fue el paso correcto, claro que sí.

RT: Cuando se dieron estos hechos en las dos repúblicas, Rusia no pudo mantener una postura neutral por haberse visto directamente atacada por las Fuerzas Armadas georgianas y esto motivó que algunos interpretaran la postura de Nicaragua como una manifestación de apoyo a Rusia. ¿Qué se puede decir en ese sentido? ¿Hasta qué punto la decisión de apoyar la independencia de Osetia del Sur y de Abjasia ha influenciado en las relaciones con Rusia?

ORTEGA: Sí, hay que tomar en cuenta que las relaciones de Nicaragua con Rusia son de mucho antes de estos acontecimientos de Osetia y de Abjasia, que nuestras relaciones fueron estrechas históricamente con la Unión Soviética y que estas relaciones se desarrollaron en profundidad en todo el período que va desde 1979 a 1990.

Yo diría que fueron relaciones extraordinariamente justas, ejemplo de lo que deben ser las relaciones entre los países desarrollados y lo países en vías de desarrollo porque ahí se aplicó el principio de que tanto hablamos ahora del comercio justo, del intercambio, de la complementariedad, ahí se aplicó.

Entonces, en este caso ¿quién era el único que podía en ese momento optar por defenderse por un lado, pues estaba siendo atacado, y defender la voluntad de esos pueblos? Rusia. De tal manera que en esta circunstancia la posición nuestra, lógicamente, lo que hace es retomar, nuevamente ir retomando lo que ya veníamos retomando con la Federación Rusa, en estas nuevas circunstancias retomar las relaciones históricas que hemos tenido con el pueblo ruso. (Fuente)