Danial Ortega con Dmitry Medvedev
"La decisión tomada por Nicaragua es un acto dirigido a afirmar la primacía de los principios básicos del Derecho Internacional y a contribuir a la formación de un mundo multipolar y justo."

(El presidente de Rusia, Dmitri Medvédev, despues del reconocimiento de la independencia de Abjasia por parte del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega.)

Solidaridad con Abjasia y con el pueblo de Osetia del Sur

Grupo de Amistad Parlamentaria Venezuela-Abjasia

русский

Únase a nuestra lista de correo

Email:

Año de grandes cambios y esperanzas para Abjasia

30/09/2011 -- Discurso del su excelencia Zaur Gvadzhava, Embajador Extraordinario y Plenipotenciario de la República de Abjasia ante el Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela, con motivo al Día de la Victoria, el día nacional de independencia de la República de Abjasia, en fecha 30 de Septiembre.

Hace dieciocho años, el 30 de septiembre de 1993, la República de Abjasia obtuve su independencia. Hoy, compartimos la alegría de la fiesta con nuestros hermanos – seis estados que reconocen nuestra soberanía: la Federación de Rusia, la República de Nicaragua, la República Bolivariana de Venezuela, y los estados isleños de Nauru, Vanuatu y Tuvalu.

Los abjasos, al igual que muchas otras minorias, a lo largo de nuestra historia hemos tenido que luchar contra vecinos más numerosos para mantener nuestra identidad nacional y cultura, el idioma, nuestra nación, y hasta nuestra supervivencia física.

Después de haber vivido desde tiempos inmemoriales en la encrucijada de Europa y Asia, en la intersección de las rutas mundiales de comercio estratégico, y, ocupando un territorio muy favorable en términos de condiciones naturales, los abjasos siempre han sido blanco de varios imperios y estados colonialistas.
En el siglo VIII, el pueblo de Abjasia construyeron un estado de gran alcance en ese momento. Durante mil años o más, hasta el siglo XIX, los dos pueblos vecinos – los abjasos y los georgianos – han logrado coexistir en dos comunidades integradas hasta más alla de otras entidades gubernamentales. Nuestro estado se prolongó hasta 1810, cuando Abjasia se unió voluntariamente al Imperio Ruso. Es importante señalar que inclusive dentro del Imperio Ruso, Abjasia todavía logró mantener su autonomía y soberanía.

En mayo de 1918, después del colapso del Imperio Ruso, Abjasia fue ocupada y anexada por Georgia. En Abjasia se establecío lo que era esencialmente una dictadura militar. Numerosas atrocidades fueran documentadas contra la población civil en Abjasia durante la ocupación de Georgia.

El 4 se marzo de 1921 las autoridades de ocupación georgianas fueron derrocados por las tropas rebeldes de Abjasia y menos de un mes más tarde, el 31 de marzo de 1921, fue proclamada la República Socialista Soviética de Abjasia.

Pero bajo presión de Stalin, en 1931, la RSS de Abjasia se transformó en apenas una república autónoma (la RASS de Abjasia), sometida a un control dentro de la República Soviética Socialista de Georgia, a la vez dentro de la URSS.

Con el fin de asimilar los abjasos, de 1937 a 1953 las autoridades georgianas emprendieron varias acciones que tenian planes de largo alcance. Para Abjasia se importaron cantidades grandes de georgianos para vivir en donde antes vivian abjasos. Paralelamente a esto, se cerró las escuelas para los abjasos, así como los departamentos de la idioma abjasa en las universidades y en los colegios. Además, se dejó de transmitir en su casa para nosotros el lenguaje de Abjasia. Todo tipo de trámite tenía que ser llevado a cabo en la idioma de Georgia.
Después del colapso de la Unión Soviética, en febrero de 1992 la junta militar de Georgia, quien tomó el poder en un golpe armado, tomó la decisión de re-establecer la antigua Constitución del 1921, en la cual las relaciones con Abjasia no eran definidas.

En vista de la realidad política de aquel entonces, y con el fin de evitar una confrontación armada, Abjasia ofreció a Georgia la posibilidad de re-establecer relaciones dentro del marco legal-juridico.

Sin embargo, en vez de un diálogo político con Abjasia, las autoridades de Georgia prefiereron el uso de la fuerza, empiezando a partir del 14 de agosto 1992 una guerra contra Abjasia. Naturalmente, Abjasia en ese momento no estaba preparada para la acción militar. El principal objetivo de las autoridades georgianas que tomaron esta decisión era la destrucción total de la nacion de Abjasia y la eradicacion del deseo de auto-determinación del pueblo abjaso.

Para lograr sus objectivos las autoridades georgianas estában dispuestas a llevar a cabo la destrucción del pueblo abjaso. Las tropas georgianas demostraban al máximo el hecho de que no era una declaración vacía.

Durante la guerra, entre 1992 y 1993 se mataron a más de mil habitantes de Abjasia. Apenas en la capital Sujum fueron destruidos más de 800 casas. Se quemó el edificio del Parlamento y del Consejo de Ministros de la República, la Universidad, el Centro de Televisión, el Museo Nacional, teatros, monumentos, destruyendo la cultura de Abjasia. Se quemaron hasta los Archivos Nacionales de Abjasia. Los daños causados en el curso de la guerra se estima en 13 mil millones de dólares.

El 30 de septiembre de 1993 las fuerzas armadas de Abjasia, con el apoyo de voluntarios del Cáucaso del Norte, repelaron las tropas de Georgia hasta el otro lado de la frontera histórica de Abjasia, una frontera que existe desde hace siglos.

En junio de 1997 se elaboraron un proyecto de protocolo sobre el arreglo georgiano-abjaso, según el cual dos partes iguales deben tener un solo estado, construido sobre la base de bienestar de todos. Sin embargo, la parte georgiana se negó a firmar el documento. Un efecto similar se explica por el hecho de que la posición de Georgia ha encontrado el apoyo de la ONU, la OSCE y otros involucrados en el arreglo de las partes en conflicto. Las autoridades georgianas han seguido violando deliberadamente el acuerdo mediante una política de amenazas y provocaciones terroristas contra Abjasia.

Además, los maniobras militares llevados a cabo conjuntos entre la OTAN y Georgia el 15 de julio de 2008, cerca de las fronteras de Osetia del Sur y de Abjasia, eran una prueba clara del apoyo activo de la OTAN en la formación de tropas georgianas para una acción militar.

23 días después, el día de la inauguración de los Juegos Olímpicos de Verano, en la noche del 7 al 8 de agosto, el presidente georgiano Mijail Sakashvili daba órdenes para abrir fuego contra la ciudade pacífica de Tskhinvali, capital de Osetia del Sur, usando armas de destrucción masiva, prohibidas por la Convención de Ginebra.

Tropas rusas lograron detener al agresor y defender a ciudadanos rusos quienes viven en los territorios de Osetia del Sur y de Abjasia.
Hoy en día no es ningún secreto que existiera también un plan similar contra Abjasia.

Todo esto constituyó una clara prueba de que la convivencia de abjasos, osetios y georgianos en un solo estado ya no era posible. Es por eso que el 26 de agosto de 2008 Rusia reconoció la independencia de Abjasia y de Osetia del Sur.
Esta decisión se basó no solo en los principios fundamentales del derecho internacional y el derecho de los pueblos a su propia auto-determinación, sino también en hechos históricos.

Además de Rusia, Abjasia y Osetia del Sur son reconocidos por otros estados. Así, el 3 de septiembre de 2008 nuestro pequeño estado fue reconocido por la República de Nicaragua, el 10 de septiembre de 2009 por la República Bolivariana de Venezuela, el 15 de diciembre de 2009 por el estado de Nauru, el 13 de mayo de 2011 por el estado de Vanuatu y el 18 de septiembre del año 2011 por el estado de Tuvalu . Tambien la independencia de la República de Abjasa ha sido reconocida por la República de Nagorno-Karabaj, la República de Pridnestrovie, y por la República Árabe Saharaui Democrática.

No pasó mucho tiempo al reconocimiento de Abjasia y Osetia del Sur por parte de Venezuela ya que la República Bolivariana de Venezuela, en nombre del Presidente Hugo Chávez Frías, entiende la esencia histórica y la situación general en el Cáucaso. El comandante Chávez sabe quienes están detrás de lo que pasa en el Cáucaso hoy, y quienes dirigen las inclinaciones extremistas del señor Saakashvili. El comandante Chávez sabe para quien es beneficioso mantener un foco de tensión en la región del Cáucaso.

La invitación y la visita de los presidentes de Abjasia y Osetia del Sur a Nicaragua y a Venezuela es una prueba más a la comunidad mundial de que sus presidentes no son indiferentes hacia otras naciones que luchan por su independencia y su autodeterminación.

La firma de los documentos sobra la amistad y la cooperación entre nuestros dos países demuestra claramente la unidad de puntos de vista de las partes en la solución de problemas nacionales y regionales. Es hora de que las Naciones Unidas, la OSCE y comunidad internacional debe evaluar la situación y reconocer la realidad de nuestras repúblicas independientes.

El 29 de mayo de 2011 murió el Presidente de la República de Abjasia, Sergei Bagapsh. En agosto de mismo año se llevaron a cabo elecciones democráticas del nuevo jefe de estado. Competiendo con otros dos candidatos ganó Alexander Ankvab. En las elecciones estaban presentes 80 observadores internacionales de 18 paises , entre ellos : Venezuela, Australia, Nauru, Suiza , Polonia, San Marino, Alemania, Italia, Japón , Mauritania, y la República Dominicana.

El 26 de septiembre de 2011 el nuevo Presidente Alexander Ankvab tomó poseción y fue inaugurado oficialmente como el tercer presidente legítimo de la Republica de Abjasia. El 27 de septiembre el nuevo Presidente nombró Leonid Lakerbaya como su nuevo Primer Ministro del gobierno de la República.