Danial Ortega con Dmitry Medvedev
"La decisión tomada por Nicaragua es un acto dirigido a afirmar la primacía de los principios básicos del Derecho Internacional y a contribuir a la formación de un mundo multipolar y justo."

(El presidente de Rusia, Dmitri Medvédev, despues del reconocimiento de la independencia de Abjasia por parte del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega.)

Solidaridad con Abjasia y con el pueblo de Osetia del Sur

Grupo de Amistad Parlamentaria Venezuela-Abjasia

русский

Únase a nuestra lista de correo

Email:

Día de la Victoria: el Día Nacional de Abjasia

Hace diecisiete años, el 30 de septiembre de 1993, la República de Abjasia obtuvo su independencia. Hoy, compartimos la alegría de la fiesta con nuestros hermanos - cuatro estados que reconocen nuestra soberanía: la Federación de Rusia, la República de Nicaragua, la República Bolivariana de Venezuela y el estado isleño de Nauru.

Los abjasos, al igual que muchas otras minorías, a lo largo de nuestra historia hemos tenido que luchar contra vecinos más numerosos para mantener nuestra identidad nacional y cultura, el idioma, nuestra nación, y hasta nuestra supervivencia física.

Después de haber vivido desde tiempos inmemoriales en la encrucijada de Europa y Asia, en la intersección de las rutas mundiales de comercio estratégico, y, ocupando un territorio muy favorable en términos de condiciones naturales, los abjasos siempre han sido blanco de varios imperios y estados colonialistas.

En el siglo VIII, el pueblo de Abjasia construyeron un estado de gran alcance en ese momento. Durante mil años o más, hasta el siglo XIX, los dos pueblos vecinos - los abjasos y los georgianos - han logrado coexistir en dos comunidades integradas hasta más allá de otras entidades gubernamentales. Nuestro estado se prolongó hasta 1810, cuando Abjasia se unió voluntariamente al Imperio Ruso. Es importante señalar que inclusive dentro del Imperio Ruso, Abjasia todavia logró mantener su autonomía y soberanía.

En mayo de 1918, después del colapso del Imperio Ruso, Abjasia fue ocupada y anexada por Georgia. En Abjasia se estableció lo que era esencialmente una dictadura militar. Numerosas atrocidades fueron documentadas contra la población civil en Abjasia durante la ocupación de Georgia.

El 4 de marzo de 1921 las autoridades de ocupación georgianas fueron derrocados por las tropas rebeldes de Abjasia y menos de un mes más tarde, el 31 de marzo de 1921, fue proclamada la República Socialista Soviética de Abjasia.

Pero bajo presión de Stalin, en 1931, la RSS de Abjasia se transformó en apenas una república autónoma (la RASS de Abjasia), sometido a un control dentro de la República Socialista Soviética de Georgia, a la vez dentro de la URSS.

Con el fin de asimilar los abjasios, de 1937 a 1953, las autoridades georgianas emprendieron varias acciones que tenía planes de largo alcance. En Abjasia, se importaron grandes cantidades de georgianos para vivir en donde antes vivia abjasos. Paralelamente a esto, se cerró las escuelas para los abjasos, así como los departamentos de abjaso en las universidades y colegios. Además, se dejó de transmitir en su casa para nosotros, el lenguaje de Abjasia. Trámites se llevaron a cabo en la idioma de Georgia. Estas acciones hoy por la autoridades de Georgia puede ser calificado como un genocidio nacional y cultural.

Después del colapso de la Unión Soviética, Georgia se separó de la URSS. El 12 de agosto de 1992 el liderazgo de la entonces República Autónoma de Abjasia invitó a la dirigencia georgiana a concluir un tratado de alianza, lo que eliminaria el dictado y la dominación de la nación georgiana sobre Abjasia. Nuestra deseo no era sino la igualdad en nuestra propia tierra.

Sin embargo, el 14 de agosto 1992, el ejército de Georgia, apoyadas por tanques y aviones, invadió Abjasia. Naturalmente, Abjasia en ese momento no estaban preparada para la acción militar. El objetivo principal del ejército georgiano era destruir la identidad de Abjasia y la supresión del deseo del pueblo de Abjasia a su autodeterminación.

El 24 de agosto 1992 el Comandante del Consejo de Estado de Georgia en forma disimulada, dijo: "A partir de hoy, la parte georgiana permitió la captura del enemigo. Los que se reunió con un arma, o no obedecen a las fuerzas de Georgia, caerá bajo la orden!" Esto significa: no tomar prisioneros, matar en el acto! Además, continuó: "Incluso si finalmente perecen 100.000 abjasos, no nos importa. Toda la población de Abjasia será destruido."

En esos mismos días, un representante extraordinario de la Georgia Consejo de Estado en Sujumi, Giorgi Khaindrava, en una entrevista con el diario francés Le Monde Diplomatique, dijo:. "Abjasia es de sólo 80 mil abjasos. Destruir por completo el fondo genético de la naciónalidad abjasa es muy fácil: Solo basta con matar a 15 mil jóvenes."

¿Es posible, después de estas declaraciones, tener duda del verdadero propósito de la ocupación de las tropas de Georgia? Durante la ocupación de Georgia fue quemado a todo el archivo público de Abjasia. Sólo en la capital de Abjasia - Sujum - fueron destruidas y quemadas más de 800 casas y apartamentos. Georgia llevo a cabo la destrucción deliberada de monumentos de la cultura de Abjasia, teatros ... miles de muertos de los ciudadanos de Abjasia, incluidos los de etnia rusa, armenia, griega, viviendo en una época en Abjasia.

En 1993, el pueblo de Abjasia, con el apoyo de los Pueblos de las Montañas del Cáucaso y de los cosacos de Rusia, enviaron los invasores georgianos de vuelta, más alla de la frontera histórica de Abjasia.

En junio de 1997 se elaboraron un proyecto de protocolo sobre el arreglo georgiano-abjasio, según el cual dos partes iguales debe tener un estado, construido sobre la base del bienestar de todos. Sin embargo, la parte georgiana se negó a firmar el documento. Un efecto similar se explica por el hecho de que la posición de Georgia ha encontrado el apoyo de la ONU, la OSCE y otros involucrados en el arreglo de las partes en conflicto. Las autoridades georgianas han seguido violando deliberadamente el acuerdo, mediante una política de amenazas y provocaciones terroristas contra Abjasia.

Además, los ejercicios militares conjuntos de la OTAN y Georgia 15 de julio 2008 en la región del Cáucaso - cerca de las fronteras de Osetia del Sur y Abjasia - son una prueba viva del apoyo de la OTAN en la preparación de las tropas georgianas para una acción militar.

23 días después del inicio de los ejercicios militares, y justo en el día de la inauguración de los Juegos Olímpicos (la noche del 7 al 8 agosto 2008), el presidente georgiano Mikhail Saakashvili (quien es el comandante en jefe de las tropas de Georgia), daba la orden de abrir fuego contra la pacífica ciudad de Tshinval, la capital de Osetia del Sur. En el bombardeo usaron hasta armas prohibidas por la Convención de Ginebra.

Hoy en día no es ningún secreto que un plan similar tambien existiera contra Abjasia.

Todo esto constituyó una clara prueba de que la convivencia de abjasos, osetios y georgianos en un solo estado ya no era posible. Es por eso que Rusia el 26 de agosto de 2008, en una decisión justa para defender a los ciudadanos rusos y ciudadanos de otras nacionalidades que viven en Abjasia y Osetia del Sur, finalmente reconoció la independencia de Abjasia y Osetia del Sur como estados soberanos y nuevos miembros de la comunidad internacional.

Esta decisión se basó no sólo en los principios fundamentales del derecho internacional y el derecho de los pueblos a su propia auto-determinación, sino también en hechos históricos. Además de Rusia, Abjasia y Osetia del Sur son reconocidos por otros estados. Así, el 3 de septiembre de 2008 nuestro pequeño Estado fue reconocido por la República de Nicaragua, el 10 de septiembre de 2009 por la República Bolivariana de Venezuela, y el 15 de diciembre de 2009 por el estado isleño de Nauru.

No pasó mucho tiempo desde el reconocimiento de Abjasia y Osetia del Sur por parte de Venezuela. La República Bolivariana de Venezuela, en nombre del Presidente Hugo Chávez Frías, entiende la esencia histórica y la situación general en el Cáucaso. El comandante Chávez sabe quienes están detrás de lo que pasa en el Cáucaso hoy, y queienes dirigen las inclinaciones extremistas del señor Saakashvili. El comandante Chávez sabe para quien es beneficioso mantener un foco de tensión en la región del Cáucaso.

La invitación a los presidentes de Abjasia y Osetia del Sur para hacer visitas oficiales a Nicaragua y Venezuela es una demostración más a la comunidad internacional de que los pueblos de Nicaragua y Venezuela y sus presidentes no son indiferentes a la suerte de otros pueblos que luchan por su independencia y por su autodeterminación.

La firma de los documentos sobre la amistad y la cooperación entre nuestros dos países demuestra claramente la unidad de puntos de vista de las partes en la solución de problemas internacionales y regionales. Es hora de que las Naciones Unidas, la OSCE y la comunidad internacional debe evaluar la situación y reconocer la realidad de nuestras repúblicas independientes.

Zaur Gvadzhava
Embajador Extraordinario y Plenipotenciario de la República de Abjasia ante el Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela