Danial Ortega con Dmitry Medvedev
"La decisión tomada por Nicaragua es un acto dirigido a afirmar la primacía de los principios básicos del Derecho Internacional y a contribuir a la formación de un mundo multipolar y justo."

(El presidente de Rusia, Dmitri Medvédev, despues del reconocimiento de la independencia de Abjasia por parte del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega.)

Solidaridad con Abjasia y con el pueblo de Osetia del Sur

Grupo de Amistad Parlamentaria Venezuela-Abjasia

русский

Únase a nuestra lista de correo

Email:

“Ocupación” de Abjasia carece de bases fácticas y jurídicas

02/08/2011 -- Una propaganda barata que nutre tendencias revanchistas de Tbilisi. Así caracterizó el portavoz del Ministerio de Exteriores de Rusia Alexander Lukashevich la resolución aprobada el otro día por el Senado de EEUU sobre la “ocupación” por Rusia de Abjasia y Osetia del Sur. La cancilleria rusa afirma que las palabras sobre la “ocupación” de Abjasia y Osetia del Sur carecen de bases fácticas y jurídicas.

Los senadores norteamericanos vuelven a meter cizaña en el desarrollo de las relaciones ruso-norteamericanas después del “reinicio”, en el que están interesados en el Kremlin y en la Casa Blanca. La resolución del Senado habla de la necesidad de respetar la integridad territorial de Georgia y censura los actos de Rusia en Abjasia y Osetia del Sur que, de facto defendió a la población de estos países de la agresión georgiana en agosto de 2008.

En el Ministerio de Exteriores de Rusia suponen que las palabras sobre la “ocupación” de Abjasia y Osetia del Sur carecen de bases fácticas y jurídicas. Y en cuanto a las declaraciones de los senadores se deben a la incompetencia jurídica o a un menosprecio abierto de los hechos reales. Esta resolución reproduce todos los clisés conocidos y no tendrá repercusión alguna, estima el politólogo Mijail Alexandrov.

Ella reitera la postura de las potencias occidentales de que Osetia del Sur y Abjasia sean territorio de Georgia, dice el experto Alexandrov. - En el fondo, es una continuación de la línea a largo plazo de Occidente, apuntada a impedir el restablecimiento de las posiciones de Rusia en el espacio postsoviético. Con este fin ellas acuerpan regímenes anti-rusos de todo pelaje en el espacio postsoviético, entre ellos el de Saakashvili. Como quiera que este régimen sufrió un grave fracaso en el conflicto de 2008, con lo que patentizó la ineficacia de la política anti-rusa en el espacio postsoviético, a Occidente le sería importante revisar los resultados de esta guerra, al menos restaurar el estatus quo de antes de agosto de 2008. Y mostrar que sin la influencia de Occidente no puede solucionarse ninguna cuestión. Justo por eso Rusia no debe ceder antes esta presión, no hacer concesiones de tipo alguno en la cuestión de Abjasia y Osetia del Sur. Toda la resolución fue inventada de cabo a rabo y no refleja lo que pasó en realidad. (Fuente)